No te entiendo, por eso me aíslo...

Presbiacusia. No te entiendo, por eso me aíslo.
Presbiacusia. No te entiendo, por eso me aíslo.

Presbiacusia, un problema de la edad agravado por la resignación.

Con la edad e inmersos en esta sociedad tan ruidosa, la deficiencia auditiva en persona mayores es muy frecuente. Se calcula que el 30% de la población mayor presenta trastornos de la audición, lo que supone, por su frecuencia, la tercera afección crónica después de los trastornos de las articulaciones y del corazón y los vasos sanguíneos.

 

¿Por qué no se le da la justa relevancia que tiene al déficit sensorial del anciano?

 

  • En las primeras etapas apenas se percibe la disminución de sus capacidades.
  • Tanto el anciano como la familia consideran que perder audición con la edad es algo muy normal.
  • En atención primaria de la salud no existe ningún programa para la detección de la presbiacusia.

 

Presbiacusia, deterioro en la comunicación.

La presbiacusia es la disminución de la capacidad auditiva ligada al envejecimiento. La sufren los pacientes que manifiestan que oyen bien pero que no entienden lo que se les dice. Son ancianos, con afectación de las áreas corticales auditivas, deterioro funcional de las vías auditivas eferentes, etc. Este deterioro progresivo se asocia, a menudo, a un déficit de los diferentes sistemas de integración cerebral, lo que provocará un déficit “psicosensorial” global. No debe considerarse una enfermedad senil, sino la expresión de la situación normal o fisiológica del aparato auditivo en la edad avanzada, que suele comenzar alrededor de los 60 años.

 

Las implicaciones que la deficiencia auditiva ocasiona van a modificar la vida en familia y en sociedad de estos ancianos, que tendrán que hacer frente a una serie de problemas psicológicos: la indiferencia progresiva hacia el mundo exterior, y la interpretación lenta de los sonidos del lenguaje.

 

Esto le va a conducir progresivamente a un deterioro en la comunicación, con el consecuente aislamiento social y una mayor tendencia a la depresión. Pero estos trastornos de la audición pueden mejorarse a través de un diagnóstico y un tratamiento correcto.

 

Ayudemos a las personas y a sus familiares a comprender mejor el problema, y pongamos todos los medios para que la calidad de vida de los pacientes mejore.

 

 

Relación entre el déficit sensorial auditivo y depresión en personas mayores: revisión de la literatura. Elsevier

Dr. Salvador Pertusa Martínez (especialista en Medicina Familiar y Comunitaria)

 

Escribir comentario

Comentarios: 0