Otras pruebas para detectar simuladores: Azzi, Stenger, Doerfler-Stewart y Carhart.

Pruebas para desenmascarar simuladores: Test de Azzi, Stenger, Doerfler-Stewart, Carhart.
Pruebas audiológicas para desenmascarar a simuladores de hipoacusia

Simular una hipoacusia

En el artículo de nuestro blog del 16 de marzo ya os hablamos sobre el efecto Lombard y su test desenmascarador de simuladores de pérdida auditiva. Pero existen otras pruebas también objetivas, que junto con esta nos sirven para descartar cuando se sospecha una simulación de hipoacusia, generalmente ante un accidente laboral o de otro tipo, con el fin de obtener beneficios personales.

Test de Azzi

Se basa en la utilización de la propia voz como ruido enmascarante. Colocamos al examinado los auriculares y le hacemos leer en voz alta el texto de un libro. Grabamos a la vez su propia voz reproduciéndola por sus auriculares pero con un retardo de unas fracciones de segundo ( 0.15 sg). Si se trata de un hipoacúsico verdadero no tartamudeará, pero en caso de estar simulando la pérdida auditiva, el sujeto comenzará a tartamudear, concluyendo que reporta un Test de Azzi positivo.

En el famoso programa de Pablo Motos, El Hormiguero, la actriz Ana Milán se somete al Idiotizador, una prueba basada en el efecto que provoca el ruido enmascarador y retardado de la propia voz. Puedes verlo en el siguiente vídeo de youtube del canal de Antena 3 televisión.

Test de Stenger

Test basado en el ensordecimiento interaural. Cuando dos sonidos iguales en intensidad y frecuencia se presentan en ambos oídos, siendo estos normo-oyentes, el sonido se percibe en el centro de la cabeza. Si incrementamos uno de los dos en 5 dB, la percepción del sonido se localiza en el que hemos incrementado. Si incrementamos en 10 dB, el sonido menos intenso dejará de percibirse. Es decir, esta mayor intensidad enmascara la audición del lado contrario.

Pongamos como ejemplo: en un simulador de hipoacusia en el lado derecho, se aplica una intensidad de 80 dB de una determinada frecuencia en ese oído, y 70 dB de la misma frecuencia en el oído izquierdo. Si es un simulador afirmará que no oye nada porque el sonido en el oído derecho que él afirma que está sordo recibe el estímulo, y le impide oír el sonido del oído izquierdo, que es y él afirma normal. Diremos que el Test Stenger es positivo si el paciente simula la pérdida.

 

No te pierdas el siguiente vídeo del canal de youtube de Amanda Ortmann donde nos explica, en clave de humor, paso a paso, cómo desenmascarar a un tramposo con el test de Stenger. 

Test de Doerfler-Stewart

Consiste en el hecho de que la percepción de la voz humana no se enmascara por el ruido de fondo siempre que este no sobrepasa los 15 dB sobre le umbral auditivo.

Se procede de la siguiente manera: realizamos una audiometría vocal, repitiéndose a continuación con un ruido enmascarante en el mismo oído. Se eleva la intensidad del ruido enmascarante en 10 dB cada vez hasta que el individuo no responda. El punto donde el sujeto deja de oír, restando 10 dB, nos indicará el verdadero umbral de deficiencia auditiva.

Test de Carhart

Es un test de comparación entre la audiometría tonal y la audiometría vocal o logoaudiometría. En el paciente con hipoacusia, las curvas tonales y vocales mantienen una relación lógica (entre 0 y 5 dB de diferencia entre las frecuencias tonales correspondientes a la zona del lenguaje y el umbral de recepción vocal), sin embargo el simulador no se da cuenta de que la intensidad desciende porque sigue respondiendo bien a las palabras incluso por debajo del promedio tonal. 

 

Para realizar el test primero realizaremos una audiometría tonal, y a continuación una logoaudiometría, a una intensidad por encima del umbral de audición del sujeto. De manera rápida iremos descendiendo al intensidad de 5 en 5 dB, hasta que el sujeto no responda debidamente.

En un individuo hipoacúsico las dos curvas audiométricas (tonal y logoaudiométrica) estarán en relación lógica, en cambio un simulador  no se da cuenta de que la intensidad ha ido descendiendo, y seguirá contestando correctamente. Luego existirá  una disparidad entre las dos audiometrías.

Comparar los umbrales en diferentes ocasiones

Si realizamos audiometrías en diferentes ocasiones y encontramos diferencias en las curvas de más de 10 dB, seguramente estemos tratando con un simulador, ya que es muy difícil mantener mentalmente el grado de hipoacusia que se fijó él mismo en las pruebas anteriores.



Audiometría Clínica, Michel Pormann

Audiología práctica, Gonzalo Sebastian

Evaluación de la voz, lenguaje y audición, Jorge Perelló

Canal Youtube Antena 3

Canal Youtube Amanda Ortmann 

Sld.cu

Farauzorl.org.ar

Clinicasdeaudicion.com

Escribir comentario

Comentarios: 0