Consejos para disfrutar de una gran velada teniendo pérdida auditiva

Consejos para que tu pérdida auditiva no sea ningún problema a la hora de disfrutar de una gran velada.
Consejos para que tu pérdida auditiva no sea ningún problema a la hora de disfrutar de una gran velada.

¿Quién dijo que con pérdida auditiva no podemos disfrutar de una gran velada?

Disfrutar de una velada en buena compañía es un auténtico placer, pero si padeces pérdida auditiva se puede convertir rápidamente en toda una quimera. Quizás el restaurante está poco iluminado como para poder ayudarle en la lectura labial, algo que instintivamente hacemos todos pero aún más los hipoacúsicos. Tal vez el ruido de la sala sea demasiado alto para que se puedan escuchar los unos a los otros, o tal vez sea perfecto, excepto por el impacto de los platos que no evita ese camarero descuidado. La iluminación, los niveles de ruido y el ambiente en general, pueden arruinar lo que pudiera ser una buena noche.

 

Antes de programar una salida, asegúrese de comprobar el lugar a donde va, no vaya a arruinar su noche accidentalmente.

 

Quizás estos consejos puedan ayudarle para planificar una velada perfecta.

 

Pida recomendaciones a sus familiares y amigos

Sus amigos y familia probablemente le aporten más sugerencias de los restaurantes que se ajustan perfectamente a sus necesidades. Si ya tiene un par de restaurantes potencialmente adecuados, pregúnteles si han estado allí, o los conocen, y que le confirmen sus sospechas.

 

Acérquese allí y compruébelo

Ir allí y verlo 'in situ' para comprobarlo. Mejor si lo hace a la misma hora en la que tiene planeado el evento, para tener una idea exacta del ambiente que tendrá. También puede ver si la iluminación es la adecuada o demasiado tenue para usted.

 

Llame antes por teléfono 

Telefonee al local y solicite hablar con el gerente. La mayoría de los restaurantes son bastante dispuestos y ofrecen ayuda telefónica fuera del horario punta. Pregunte cuándo el restaurante estará menos lleno y menos ruidoso. Averigüe qué día y hora serán los mejores para usted. También pregunte qué mesa es la más tranquila y qué zonas del restaurante y eventos ruidosos, en el caso de que se celebren, debe evitar. Un lugar apartado en una esquina puede ser la mejor opción, a menos de que esté debajo de un altavoz!. Compruebe también si el restaurante está ambientado con música, y si es así, a qué volumen. Compruebe si el restaurante tiene moqueta y manteles, ya que estos materiales ayudarán a amortiguar los ruidos ambientales.

 

Nada más llegar al local

Otros aspectos a considerar es si el restaurante tiene sus menús y recomendaciones por escrito. Solicítelas para que usted no tenga que 'luchar' cuando el camarero le recite la lista a gran velocidad.

 

 

We're all ears

Escribir comentario

Comentarios: 0