Siete maneras de hacer la vida más fácil a una persona con pérdida de audición

Siete maneras de hacer la vida más fácil a una persona con pérdida auditiva o hipoacusia. Centro Auditivo Cuenca. Audífonos en Valencia.
Siete maneras de hacer la vida más fácil a una persona con pérdida auditiva o hipoacusia. Centro Auditivo Cuenca. Audífonos en Valencia.

¿Tienes una persona con pérdida auditiva en tu vida?

 

 

Aproximadamente 360 millones de personas en todo el mundo la padecen. Probablemente te comenten  que a veces tienen dificultades para seguir el ritmo de la conversación, o que evitan las relaciones sociales ya  que pueden ser difíciles o agotadoras. Tal vez te preguntes qué puedes hacer para ayudarles.

 

Este post de Shari Eberts te puede ser útil. Te enumeramos sus sugerencias  

 

 

Este es el enlace a su blog: https://livingwithhearingloss.com

 

 

1. Utilizar las mejores prácticas de comunicación.

 

Al conversar con alguien que padezca pérdida de  auditiva, por favor utiliza las mejores prácticas de comunicación . Llama su  atención, en primer lugar, en la mayoría de los casos deberá tener contacto visual  con  la cara y los labios con el fin completar la escucha activa. No le hables desde  otra habitación y asegúrate de mantener la boca a la vista cuando estás hablando. Por favor, no te cubras la boca con las manos ni hables mientras  comes.

Habla con claridad y a un ritmo moderado, pero no grites, esto hace que sea difícil  leer los labios. En situaciones de grupo, por favor hablar de uno en uno nunca todos a la vez, así tienen una mejor inteligibilidad.

 

 

2. Administrar el entorno de audición óptima.

 

El estado del entorno es un elemento fundamental en nuestra capacidad para escuchar. Mantener el ruido de fondo a un mínimo y la zona bien iluminada para que puedan ver los labios durante la lectura labial. Informa a la persona con problemas de audición  donde os encontraréis para que puedan elegir una ubicación que sea lo más propicia posible para la comunicación. En una mesa, pregunta a donde quiere sentarse. Quizás la mejor ubicación sea sentarse de espaldas a la pared, para minimizar el ruido de fondo trasero, aunque otros hipoacúsicos pueden tener diferentes prioridades. También es interesante sentarse frente a la persona que es más difícil de entender, y así tener una mejor posibilidad de  lectura labial. Si es posible, haz que la persona con pérdida auditiva sea el organizador, así escogerá sus preferencias.

 

 

3. Proporcionar apoyo, no lástima.

 

Si alguien te dice que tienen pérdida auditiva, no te disculpes.  Basta con preguntarle lo que puedes hacer para ayudarle a escuchar lo mejor posible y luego sigue sus instrucciones. Apreciará mucho tu esfuerzo. 

Entiende que los audífonos ayudan, pero no son dos oídos nuevos, y no llegan a  restaurar la audición a plena normalidad. Sabe que puede ser frustrante tener que repetirse, pero trata de mantener una actitud positiva. La comunicación se realiza  en ambos lados y por ambos interlocutores.

Cuando existe una  pérdida auditiva, la conversación requiere muchísimo esfuerzo. A menudo, debido a las características de la pérdida auditiva, sólo pueden  captar fragmentos de ciertas palabras, no las frases íntegras  por lo que el cerebro trabaja constantemente para averiguar lo que se ha dicho sobre la base del contexto de la conversación. Después de un largo día de escucha, cognitívamente hablando, están exhaustos y físicamente agotados, hay que ser  pacientes cuando esto ocurra, o sugerir que nos tomemos un descanso para recargar las pilas de la escucha.

 

 

4. Practicar una buena comunicación sin recordatorios.

 

No es divertido tener que  explicar constantemente a los compañeros contertulios cómo pueden ayudar a que escuche lo mejor posible. No sólo puede sentir que es una molestia, también puede ser perjudicial  cuando parece que la gente más cercana es incapaz de recordar lo necesario para incluirles en la conversación. Se requiere un esfuerzo extra para hablar con un hipoacúsico, recordar que hay que hablarles a la cara, mantener la boca al descubierto y seguir las  prácticas de comunicación sin que ellos lo pidan, es una muestra de que te preocupas.

 

5. Sé parte de sus esfuerzos de auto-defensa.

 

Puede ser agotador  pedir al camarero que repita los platos en un restaurante o activar los subtítulos en cada película. Cuando ayudas en estas tareas que te convierte en un aliado, les demuestras que entiendes su lucha y les ayudas a conservar más energía.

 

6. Evitar el temido “No importa.”

 

Repetir  lo que hemos dicho puede resultar tedioso, pero por favor no respondas  “ no importa, déjalo ”. Para alguien con pérdida auditiva  esto es  como una bofetada en la cara . Esto se aplica en  frases similares como “no es importante” o “olvídalo.” Esto llevará a que el hipoacúsico se “desenganche” de la conversación, prefiriendo el aislamiento a sentirse menospreciado.

 

Si una persona con pérdida auditiva te pide que repitas lo que ha dicho, puede hacerlo, o tratar de reformular lo mismo. Otro truco es preguntar a la persona que repita lo que creyó oír y  ofrecerle las piezas que faltan. Siempre con una actitud de colaboración.

 

7. Experimento con las nuevas tecnologías.

 

Los audífonos sólos a menudo no son suficientes en situaciones de escucha difíciles como un restaurante lleno de gente, un cóctel o incluso en el cine. Se desarrollan nuevos  productos constantemente para facilitar las cosas  a las personas con pérdida auditiva. Hay que mantenerse al tanto de las nuevas tecnologías y promover la experimentación de nuevos dispositivos. Si se hace el trabajo en conjunto, tanto tu como la persona con pérdida auditiva se beneficiará, e  incluso podría ser divertido. La tecnología es difícil, pero con la práctica puede ser un cambio de vida.

 

 

 

 

Seven Ways You Can Make Life Easier for Someone With Hearing Loss

 

Escribir comentario

Comentarios: 0