Mapeo del habla en vivo (Speech Mapping) y mediciones en oído real, por qué son necesarias

Mapeo del habla en vivo (Speech Mapping) y mediciones en oído real (REM), por qué son necesarias. Centro Auditivo Cuenca.
Mapeo del habla en vivo (Speech Mapping) y mediciones en oído real (REM), por qué son necesarias. Centro Auditivo Cuenca.

¿Qué ofrecen los REM y el mapeo del habla en vivo?

 

 

Son formas de verificación y validación del objetivo a conseguir con un determinado método prescriptivo.

 

Las mediciones de oído reales están diseñadas para verificar que los audífonos adaptados y en sus oídos realmente están alcanzando los objetivos prescritos según los métodos de ajuste NAL y DSL. Estas prescripciones de ajuste se utilizan desde hace años en clínica, y están aceptados como los mejores métodos o fórmulas  de ajuste.

 

 

No obstante, los fabricantes de audífonos usan sus propias prescripciones de adaptación porque son quienes conocen mejor sus audífonos. Teniendo esto en cuenta, es necesaria una prueba para comprobar si sus métodos no estándar entregan la señal de voz necesaria para que los usuarios puedan oírla bien.

 

No podemos usar REM para verificarlo porque todos los protocolos de REM están diseñados solo para NAL y DSL, para ello utilizamos el mapeo de voz en vivo o Speech Mapping, para asegurar que la señal de voz se amplifique en la envolvente auditiva o rango audible residual de un paciente.

 

 

¿Por qué son importantes los REM y el speech mapping?

 

 

Estas pruebas son importantes porque verifican o validan que el audífono realmente proporciona el sonido necesario para oír y entender mejor. Tienen en cuenta su pérdida auditiva y calculan la amplificación necesaria. Están evaluando lo que realmente está sucediendo en su canal auditivo. No cabe la suposición, no hay que confiar en que los audífonos funcionen correctamente,  hay que realizar una evaluación clara de si se está entregando o no la ganancia necesaria.

 

Esto nos permite realizar cambios en tiempo real de la configuración de los audífonos para asegurarnos de que ofrecen exactamente lo necesario. Es más, todos los estudios realizados sobre verificación y validación en las adaptaciones de audífonos muestran que los usuarios están más satisfechos con sus audífonos cuando se realizan.

 

 

Los posibles escollos

 

 

Cuando utilizamos estas pruebas obtenemos la configuración óptima de los audífonos según la pérdida auditiva del paciente. Pero es posible que no le guste el sonido, de hecho, puede que lo odie y lo rechace. Entonces hay que explicar que a pesar de no obtener una experiencia de escucha satisfactoria, vamos a lograrlo durante la rehabilitación. Sólo porque no le guste el sonido no significa que no deba aplicarse esta configuración, y ceder ante esto es desperdiciar tiempo de rehabilitación y trabajo.

 

Nota:

No obstante, nuestra experiencia nos dice que no debemos forzar demasiado la situación, no sea que provoquemos rechazo en el paciente.

 

 

¿Cómo se hace?

 

Ambos procedimientos se realizan de una manera similar, usamos una sonda en cada oído. Primero, calibramos los tubos de la sonda manteniéndolos frente a un altavoz que reproduce los tonos de calibración. Esto no tiene que hacerse cada vez, solo después de que se hayan cambiado los tubos de la sonda. Normalmente, solo usamos los tubos de la sonda para una persona y luego los tiramos.

 

Después de la calibración, colocamos las sondas en los canales auditivos, introduciéndolos a 5 mm del tímpano. Para ello, normalmente verificamos visualmente el posicionamiento. Una vez hecho esto, reproducimos diferentes señales de prueba a través del altavoz del analizador para evaluar lo que está sucediendo. Esto se puede hacer sin audífonos, con los audífonos dentro y fuera y, finalmente, con los audífonos dentro y encendidos.

 

Los resultados se muestran en el ordenador de manera visible y podemos ver claramente dónde no se alcanzan los objetivos de amplificación, si ese es el caso. A veces, la amplificación puede no ser suficiente, y en ciertos oídos vemos que puede haber demasiada amplificación en uno o más puntos. Otras se alcanza el objetivo. De hecho,  esto es así la mayoría de las veces.

 

Sin embargo, no podemos saberlo con seguridad. Así que el hecho de que muchos audífonos modernos funcionan en el oído como deberían no es una excusa para no realizar la prueba.

 

Echemos un vistazo a las excusas más utilizadas para no utilizar las pruebas REM, y sus respuestas:

 

  1. Los nuevos audífonos son tan avanzados que pueden autocalibrarse para su pérdida auditiva. Si realmente cree que una autocalibración de audífonos podría adaptarse perfectamente a su pérdida auditiva, ¿por qué necesitaría un audioprotesista? La verdad es que incluso los propios fabricantes de audífonos aconsejan a los audioprotesistas que realicen las Medidas en Oído Real. Aconsejan esto porque saben que se devuelven más audífonos cuando no se realizan estas mediciones.
  2. Los REM son sólo para casos complejos de pérdida auditiva. Sí, algunas pérdidas auditivas son más complejas que otras. Sin embargo, todas las pérdidas auditivas tienen una prescripción que debe cumplirse. ¿Un cirujano solo se lava las manos antes de las cirugías "complejas"? No, se lavan las manos para todas las cirugías porque las mejores prácticas indican que debe hacerlo. Complejo o no, la única manera de garantizar que se cumpla con la prescripción es realizar una REM.
  3. La REM no se puede usar en casos de sordera unilateral (SSD). Cuando tiene SSD, algunas de sus opciones de tratamiento incluyen CROS y BiCROS. Esto es cuando el sonido del lado sordo y se envía a al oído con mejor audición. Esto ayuda a superar el efectos sombra de la cabeza. Es cómico pensar que no es necesario verificar si el efecto sombra ha sido compensado y si se ha cumplido con el objetivo en el mejor oído.
  4. Las REM no proporcionan ningún beneficio adicional sobre el no uso de ellas. Sí, en algunos casos, la programación predeterminada de los audífonos proporcionará algún beneficio auditivo. Sin embargo, un estudio indica que realizar una REM proporciona resultados consistentemente mejores que no hacerlo. En un estudio realizado por Levitt y Flexor (2012), el rendimiento de siete audífonos se comparó haciendo las pruebas REM y sin hacerlas, con ruido de fondo. En todos los dispositivos, el rendimiento en ruido de fondo fue mejor cuando se usó REM. Incluso el audífono analógico programado con REM superó a todos los audífonos Premium Digital que no tenían estas mediciones realizadas.
  5. Las REM no son repetibles. Esta es probablemente la peor excusa de todas. La afirmación es que de una medición a otra se obtendrá diferentes resultados. Sin embargo, cualquier equipo Real Ear que haya sido calibrado correctamente está diseñado para funcionar dentro de un rango específico de repetibilidad +/-. Incluso tienen micrófonos de referencia para garantizar que el sonido que sale del altavoz se encuentre en el nivel correcto durante toda la medición. Para ser claros, no hay ninguna prueba en la historia del mundo que no tenga al menos cierta variabilidad. La pregunta es, ¿cae dentro del ámbito predeterminado de aceptabilidad? Con Real Ear Measurement, la respuesta es SI!

¿Cuándo debería hacerse?

 

 

La respuesta a eso es cuando el audífono está programado al 100% de la ganancia con respecto al target, que podría estar en el primer ajuste o puede ser más tarde. Si no se está familiarizado con los audífonos, la mayoría de los profesionales no ajustarán al target desde el principio. El paciente lo encontraría incómodo y ruidoso. Para lograrlo, tendremos que ajustarlo a un nivel reducido e ir incrementando poco a poco en un tiempo variable (variable porque depende del paciente) hasta llegar al objetivo final de amplificación. 

 

Es entonces cuando se debe realizar la prueba, porque es cuando hemos alcanzado la mejor amplificación posible para la pérdida auditiva.

Si ya es usuario de audífonos y está comprando una nueva pareja, entonces es recomendable realizar la prueba REM en el primer ajuste.

 

 

El mejor resultado posible

  

 

El compromiso de ofrecer los mejores resultados posibles para los pacientes obliga a realizar algún tipo de medición de sonda, ya sea REM o Speech Mapping. Solo entonces se puede asegurar que se están entregando los parámetros necesarios para lograrlo.

 

Dicho esto, en algunos casos todavía pueden haber problemas.

 

Los handicaps auditivos son únicos, y hay personas con pérdidas auditivas tratables con audífonos que sin embargo tienen problemas para entender el habla a pesar de realizar las mejores prácticas con sus audífonos. Esta es una condición de un problema subyacente en el área de la corteza cerebral y, a pesar de la buena adaptación del audífono, estos pueden no ser de ayuda. Sin embargo, nunca sabremos que ese es el caso, a menos que tengamos pruebas claras e irrefutables de que el audífono está funcionando de la mejor manera, con evidencia irrefutable de que está haciendo exactamente lo que debe hacer en el canal auditivo del usuario. La única forma de obtener esa evidencia irrefutable es a través de las mediciones REM.

 

 

Vídeo Speech Mapping

 

 

 

The Gold Standard in Hearing Aid Fittings

Written by Geoffrey Cooling

https://www.hearingaidknow.com/gold-standard-hearing-aid-fitting

 

Speech Mapping Interacustic YouTube Channel

 

Escribir comentario

Comentarios: 0