Cuando la pérdida auditiva y la demencia coinciden

Cinco formas de mejorar la calidad de vida de un ser querido y de toda su familia cuando la pérdida auditiva y la demencia coinciden.
Cinco formas de mejorar la calidad de vida de un ser querido y de toda su familia cuando la pérdida auditiva y la demencia coinciden.

 

 

 

Las reuniones familiares, que tanto añoramos en los tiempos que corren, suelen ser un gran desafío para las personas con pérdida auditiva. Aún más cuando en la familia hay niños ruidosos, conversaciones simultáneas, es muy difícil en estas condiciones que un hipoacúsico puedan seguir el hilo de lo que se habla.

 

Buscar tratamiento para solucionar la pérdida auditiva en cuanto se detecta no es, lamentablemente, la solución que adoptan muchos afectados: el coste de los audífonos, las pocas ayudas que se reciben para su adquisición, o el simple hecho de no aceptar o asumir los cambios que se están produciendo en su audición " tampoco oiga tan mal", "total, para lo que hay que oír", son algunas de las razones disuasorias para entrar a la acción. 

 

Pasa el tiempo, los años, y esa pérdida auditiva incipiente se hace más profunda. Seguir las conversaciones se vuelve más difícil, se confunden las palabras, y aparece la susceptibilidad, "¿están hablando de mi?", "¿por qué se están riendo?". 

 

Finalmente, y cuando la situación ya es insostenible, se acude a un audiólogo lamentando no haberlo realizado antes. 

 

 

 

 

¿Y qué ocurre cuando coinciden dos diagnóstico como son la hipoacusia y la demencia?

 

cinco maneras de mejorar la calidad de vida de un ser querido y de toda su familia cuando la pérdida auditiva y la demencia coinciden.

Obtenga un diagnóstico preciso

 

Debido a que una pérdida auditiva moderada puede presentar algunos de los mismos síntomas asociados con la demencia, como los desafíos conversacionales y comportamientos susceptibles, es importante comprender la realidad de lo que está sucediendo. "Es fundamental que los problemas de audición se identifiquen y aborden antes de poder hacer un diagnóstico de demencia preciso", “Si el paciente acude a una larga entrevista para su diagnóstico y no puede escuchar las preguntas correctamente, fingirá que comprende lo que se está diciendo. Esto hace que se complique la obtención de una evaluación precisa de la demencia ". Cuando se lleva a un familiar al neurólogo para una evaluación de este tipo, es importante verificar los audífonos de antemano y asegurarse de que el médico esté al tanto de sus problemas auditivos para que pueda tenerlos en cuenta en su diagnóstico.

 


 

 

Es fundamental que los problemas de audición se detecten y aborden antes de poder hacer un diagnóstico preciso de demencia.

 


 

 

También vale la pena señalar que hacer un examen de la audición de un anciano podría ayudar a prevenir la aparición de la demencia . Investigaciones han mostrado que los adultos mayores que se adaptan audífonos para una pérdida auditiva recién diagnosticada, tienen un riesgo menor de ser diagnosticados con demencia durante los siguientes tres años.

 

Enlaces de interés:

 

 

Optimiza la forma de conversar

 

Hablar despacio y con contacto visual les ayuda en la comprensión. Eliminar tantas distracciones como sea posible como apagar la televisión, y ponerse en frente y  a la misma altura de la persona afectada con estas dos patologías les ayudará. Cuando está en juego la sobrecarga cognitiva, es fundamental ofrecer la máxima información posible y el tiempo suficiente para procesarla.

 

recurrir a la tecnología

 

Los avances recientes en tecnología auditiva ofrecen muchos beneficios a las personas con demencia, como dispositivos que pueden detectar una caída y alertar a los cuidadores. Gracias a la conectividad inalámbrica, es posible transmitir el audio directamente desde un televisor u otro dispositivo al audífono del usuario. Actualmente existen aplicaciones que permiten a los técnicos audioprotesistas ajustar los audífonos de forma remota, evitando así la necesidad de que el usuario manipule sus dispositivos, o tenga que desplazarse al consultorio. Si su pariente busca audífonos, infórmese sobre estas opciones.

 

Disfruten de la música juntos

 

Numerosos estudios indican cómo la musicoterapia puede ayudar a quienes viven con demencia. "Cuando miramos las resonancias magnéticas, todo el cerebro se ilumina cuando alguien escucha música que le resulta familiar, y esto puede tener un impacto profundo y positivo en el estado de ánimo y el bienestar". Cualquier nueva tecnología puede ser un desafío para alguien con demencia, así que adquiérala lo más sencilla posible. Las radios de un solo botón son dispositivos útiles a considerar.

 

Reúne al 'equipo' al cargo de su cuidado

 

Enseñe a todas las personas involucradas en el cuidado de su familiar cómo reemplazar las pilas de los audífonos y mantenerlos limpios, y cómo colocárselos correctamente. Una persona con demencia tendrá más dificultades a la hora de manipular los audífonos, y también en recordar ponérselos.

  


 

"Mejorar la audición, y por tanto la comunicación, brinda a las personas con demencia la oportunidad de mantenerse en contacto con el mundo que les rodea".

Como ocurre con muchos aspectos de la demencia, la hipoacusia va evolucionando y requiere seguimiento. 

 


 

 

 

Basado en el artículo de Hearingtracker

Cómo tener éxito con los audífonos y la demencia Shea Zukowski

 

Escribir comentario

Comentarios: 0