El Síndrome de la Sordera Súbita

La Sordera Súbita es una emergencia médica. Acudir al otorrino al primer síntoma.

Hace pocos días hemos tenido un nuevo paciente con un cuadro clásico de sordera súbita. Es por ello que hemos querido hablarles en esta nueva entrada del blog sobre este síndrome, que aunque suele revertir en la mayoría de los casos si se trata a tiempo, es muy alarmante por su rapidez de aparición y brusquedad. Insistimos en la importancia de acudir al otorrinolaringólogo al primer síntoma.

 

 

¿Qué es el síndrome de la sordera súbita? 

El síndrome de la sordera súbita (SSS) es un cuadro de hipoacusia neurosensorial de aparición aparentemente instantánea o que se desarrolla en el breve periodo de tiempo de unas pocas horas. Hughes la define como  pérdida auditiva neurosensorial de 30dB o más, en al menos 3 frecuencias consecutivas, que se desarrolla en un máximo de 72 horas.

 

Se produce de forma unilateral, es decir, en uno sólo de los oídos. La bilateralidad sincrónica (dos oídos) ocurre en menos del 1%. No es una lesión únicamente coclear ya que se producen en la mitad de los casos inestabilidad o franco vértigo periférico.

 

 

¿Qué lo produce?

El SSS ocurre entre 5 y 20 casos por 100.000 hab/año, la incidencia es superior durante la primavera, lo que se ha relacionado con el posible papel etiológico del los virus en este cuadro.

 

La mayor parte de los casos son idiopáticos, y solamente en un 10-15% se encuentra una causa.

 

Entre los 25 y los 40 años la causa vírica es la más frecuente.

En un 25% del total de los casos el SSS se desarrolla dentro de una situación de catarro de las vías aero-digestivas superiores

Los virus parotiditis, sarampión, influenza, herpes zoster, adenovirus I y III pueden ser agentes causales.

 

Entre los 50 y  65 años los trastornos vasculares son la causa más común de aparición de SSS. Los vasoespasmos, la trombosis, las embolias y las hemorragias cocleares son determinantes de la lesión que ocasiona la sordera.

 

También se consideran desencadenantes del SSS la hipercoagulación y el espesamiento de la sangre. La sobrecarga física, la conflictividad emocional, la fatiga, los cambios bruscos de temperatura o presión atmosférica, el etilismo agudo, el uso de anticonceptivos, reacciones alérgicas, diabetes, embarazo, anestesias generales y el estrés quirúrgico se relacionan con casos de sordera súbita.

 

A veces los tumores del ángulo ponto-cerebeloso o tumores retrococleares se pueden manifestar

como hipoacusia súbita.

 

Se postula que la rotura de la membrana de Reissner puede causar este síndrome, siendo desencadenado por un cambio repentino de presión: levantarse de la cama, estornudar, toser, inclinarse, realizar maniobras de Vansalva o bucear.

 

El acúfeno se presenta en el 60% de los casos y también puede aparecer hiperacusia, algiacusia o diploacusia.

 

 

  


Un tercio de los enfermos recupera completamente o casi completamente la audición, otro tercio mejora sensiblemente pero mantiene una pérdida definitiva de entre 35 y 55 dB, y en otra tercera parte de los casos persiste una hipoacusia profunda o hasta una cofosis.


¿Cuál es su tratamiento?

Diagnóstico

 

• Lo primero es descartar una patología aguda del oído externo y/o medio: un tapón de cerumen o una otitis media aguda.

• La audiometría tonal liminar y demás pruebas audiológicas confirman la hipoacusia sensorial.

• De los estudios por imagen el mejor es la RMN con contraste de gadolinio DTPA en las primeras 48 horas.

 

 

Además de la audiometría tonal liminar, corroboran la lesión coclear, una impedanciometría normal, con reflejos estapedianos desencadenados con 50 dB o menos, por encima del umbral tonal (test de Metz positivo), con ausencia de otoemisiones acústicas espontáneas y provocadas.

Logoaudiometría con curva fenómeno de reclutamiento ( peor inteligilidad con altas intensidades) y BERA y

electrococleografía.

La RMN con gadolinio DTPA en las primeras 48 horas, muestra una captación del contraste en la zona inflamada del oído interno y/o nervio auditivo, visible en la RMN. Si este estudio se hace una vez pasada la fase inflamatoria, no habrá captación del contraste y por tanto no visualizaremos la

 

zona dañada.

 

 

Para el tratamiento se aconseja reposo en cama durante 3 a 7 días.

Los corticoides inhiben el edema inflamatorio perilesional, siempre presente.

Se pueden utilizar también vasodilatadores para mejorar la oxigenación local.

Si se ha producido por sobrecarga emocional, es útil una medicación sedante y ansiolítica.

Si se sospecha causa vírica pueden emplearse antivirales.

 

 

 

 

 

 

Más información aquí: National Institute of Deafness and Other Communication Disorders (NIDCD) Sordera Súbita

 

Otología L.M.Gil-Carcedo 

Centro Auditivo Cuenca

 

Escribir comentario

Comentarios: 3
  • #1

    luis camapos (jueves, 25 febrero 2016 21:26)

    Una buena noticia para compartir
    http://www.minutouno.com/notas/1470516-invento-argentino-un-hombre-volvio-escuchar-despues-15-anos

    muchas gracias

  • #2

    Centro Auditivo Cuenca (viernes, 26 febrero 2016 10:55)

    Gracias por compartir con nosotros esta gran noticia!
    Estaremos pendientes de su invento, Sr.Campos.
    Un cordial saludo desde España, y nuestra más sincera enhorabuena.

    Centro Auditivo Cuenca

  • #3

    José Sang (miércoles, 28 diciembre 2016 03:41)

    Tengo 9 meses que perdí la audición total SAS de lado izquierdo y me gustaría saber algún comentario de alguien que se haya recuperado